Martes, 07 Marzo 2017 03:22

“Es muy importante la función micropolítica de los talleres literarios”

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
El Taller Itinerante de Letras Paraná, a través de su mentora, Graciela Gianetti, invita a sumarse a partir de marzo. El Taller Itinerante de Letras Paraná, a través de su mentora, Graciela Gianetti, invita a sumarse a partir de marzo.

Hay en Paraná, un espacio que desde hace años va derramando su magia por distintos ámbitos. En él quienes se dedican con diverso compromiso a la escritura pueden compartir con pares su producción. Es el Taller Itinerante de Letras Paraná, coordinado por Graciela Gianetti. 

 

 

QUIÉN ES ELLA. Graciela Gianetti es una de las más activas escritoras entrerrianas. Nacida en Paraná y egresada del Instituto de Enseñanza Superior como Profesora de Castellano y Literatura. Se graduó después en la Universidad Católica de Santa Fe de donde egresó como Licenciada en Letras. Se dedicó a la docencia en el nivel medio y superior y en concurso abierto obtuvo en 1992 la cátedra de Literatura Argentina donde se desempeñó hasta 2007 en la Universidad Autónoma de Entre Ríos. En la Universidad Nacional de Entre Ríos obtuvo la segunda licenciatura en Lenguas Modernas y Literatura (en 2003) con una tesis sobre Abisinia Exibar de Néstor Perlongher con recomendación para su publicación.

Desde 1981 coordina el TILP, espacio reconocido cultural y socialmente a nivel provincial. Vinculadas con esa actividad, coordinó páginas literarias como El caracú al espiedo con creaciones literarias y plásticas de artistas entrerrianos.

Entre sus obras publicadas se puede mencionar: Un otro invisible (poemas, 1981) con ilustraciones de Gerardo Zapata, Los dioses menores (poemas, 1983) que obtuvo el Premio Internacional de Poesía de Baja California, México, Poemas eróticos y dos más (poemas, 1987) y Bailarines en el mercado (poemas, 2003) que agotó su edición el día de la presentación. Obtuvo el Segundo premio en el Salón del Poema Ilustrado de la Municipalidad de Paraná en 2010 con ¿Borde rítmico?, obra conjunta con el artista plástico Miguel Ángel Vesco.

 

PALABRA DE AUTORA. “El taller empezó a funcionar alrededor de 1985, con algunas interrupciones –recuerda Graciela Gianetti-. Durante años funcionó sin detenerse durante el verano. Empezamos a detenernos y después hubo cambios de prioridades en la medida en que terminaba el Siglo XX y empezaba el XXI”. 

Entre esas prioridades cita como ejemplo la aparición de talleres literarios online. Menciona que se instaló la sensación de que los grupos a distancia podían completar perfectamente lo que normalmente se hacía cara a cara. Y tomaron, en medio de debates, esa decisión. 

“Pero con el tiempo las personas revalorizaron su relación cara a cara y eso no significa que se excluyera todo el caudal que brinda Internet. Como la democratización que permite Internet, porque todo se sabe. Para los que buscan información, sólo tienen que saber qué información buscar, pero ya no es lo mismo que ir a un archivo”, explica. 

A partir de ese momento, se comenzó con encuentros presenciales de abril a noviembre. 

 

MOVERSE-TRANSGREDIR. Era una postal paranaense pasar por alguno de los bares de la ciudad y ver gente abocada a la lectura de textos, dialogando, escuchando a otros leer. Se trataba del TILP, cuya itinerancia paseaba las letras entre tazas de café y sonidos ciudadanos. 

“La idea de que los encuentros sean itinerantes surgió por una necesidad de espacio –explica Gianetti-. Yo no quería el espacio formal que nos ofrecían generosamente diversas instituciones”. 

En ese sentido, dice que hubo librerías que ofrecieron el espacio, hubo lugares de antología de la ciudad que ofrecieron el espacio, como el Museo de la Ciudad César Blas Pérez Colman. Hubo asociaciones que ofrecieron el espacio. “Pero eran espacios formales”, advierte Graciela. 

“A mí me gustaba la idea de que la gente que fuera pudiera tomar lo que quisiera. No sólo concentrarse en el texto, sino saludar a un amigo que pasara. Funcionó en diferentes bares de la ciudad, como en el Flamingo, La Ventola, el bar del Alvear”, recuerda.

Actualmente, el TILP funciona en la casa de Graciela. 

“Lo que sucedió durante todos estos años es que se había logrado que las mujeres pudieran ir a un bar a tomar algo sin que llamase la atención. Ya no era importante que el taller funcionara en un bar. Que la mujer pudiera ir sola a un bar no era habitual a fines de los 80 –opina-. A partir de que las mujeres pueden ir a un bar y charlar con quien pasara ya no era transgresor. Tal vez el siguiente paso sea ver el arte y la ética revolucionaria del arte. Tal vez pueda incluirse en la protesta de grandes segmentos que se han manifestado durante el Siglo XX. En este siglo hay segmentos pequeños que están luchando por obtener voz y que se vinculan con la ética”. 

 

FEMINISMO. Después del Mayo Francés del 68 es cuando se pone en evidencia que la mujer producía las dos terceras partes de la riqueza mundial sin cobrar sueldo, dice Graciela. 

“Después del empoderamiento de la mujer comienzan a trabajar con otras minorías. En Brasil, por ejemplo, en Bahía hay una secretaría de trans, gays y lesbianas. Es decir, son parte de la política pública –comenta-. En la gran villa latinoamericana no siempre es posible darles un espacio en las políticas públicas a estas minorías”. 

“En las comunidades más pobres son mucho más visibles. En Argentina cuesta un poquito más, no porque Argentina sea un país rico, sino porque es un país con diferentes expectativas. 

 

CRECIMIENTO. La Secretaría y Extensión y Cultura de UNER en Concepción del Uruguay. Se ofrece para publicar información del TILP para que circule en ese ámbito.

“Es muy importante la función micropolítica de los talleres literarios –reconoce Gianetti-. Hay numerosos talleres literarios en Paraná. Todos son valiosos, todos realizan una tarea micropolítica maravillosa. Ellos amplían el margen cultural del contexto, que termina siendo tan poderoso en la geopolítica y más en una provincia de frontera como la nuestra”. 

 

2017. A partir del viernes 31 de marzo comienzan las actividades del Taller Itinerante de Letras Paraná, en Córdoba 607. El horario pautado para esta actividad es entre las 19 y las 21. Los encuentros tendrán una frecuencia quincenal.

Visto 41 veces
Graciela Dobantón

Especial ABZ

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.