Lunes, 29 Mayo 2017 14:21

Una inagotable fuente de aprendizaje

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
“Me emociona mucho ver a los chicos tan emocionados por involucrarse en esta actividad del colegio”, dijo Maricel Pugliese. “Me emociona mucho ver a los chicos tan emocionados por involucrarse en esta actividad del colegio”, dijo Maricel Pugliese.

Explorando el Proyecto Huerta. Una gran parte de los colegios paranaenses poseen espacios verdes los cuales son disfrutados y utilizados para actividades físicas por los propios estudiantes. Sin embargo, en los últimos años se le ha dado un nuevo e innovador uso con propósitos educativos: una huerta.

El Instituto D-118 “Nuestra Señora de Luján” de Paraná se sumó a la movida del Proyecto Huerta y ABZ tuvo la oportunidad de conversar con autoridades escolares sobre la iniciativa, sus comienzos, su presente y los proyectos a futuro relacionados con éste.

El Instituto cuenta con una gran porción de espacios verdes dentro de sus terrenos, los cuales son bien aprovechados por los alumnos y docentes en la huerta que se encuentra a la vista de los vecinos y aquellos curiosos que pasan por delante del predio del colegio. Hoy la iniciativa involucra no sólo a los alumnos avanzados, sino a gran parte de las áreas de Ciencias Naturales del colegio y a los demás cursos.

 

EL COMIENZO. El proyecto huerta tiene sus inicios en este colegio paranaense en el año 2015, el cual fue impulsado desde el área Biología con la participación de los alumnos de sexto año de ese entonces. “Primero los alumnos de sexto fueron aprendiendo en la teoría sobre cómo formar una huerta orgánica para luego aplicar sus conocimientos a la práctica -contó Judith Trembecki rectora del colegio- más tarde, materias como química, ecología o introducción a la investigación en ciencias naturales comenzaron a presentar sus pequeñas actividades las cuales incluían trabajar de forma directa con la huerta y entusiasmaba a los alumnos”.

El entusiasmo por este proyecto se contagió hasta llegar a otros cursos, quienes ansiaban tener sus propias parcelas de tierra para cultivar y, también, aprender a cómo trabajar la tierra. Rápidamente, el proyecto huerta se convirtió en una de las aficiones de los estudiantes, quienes ya disfrutaban pasar sus ratos libres en la huerta, planificando nuevos cultivos, decorando la huerta e incluso registrando los progresos de cada novedad en la huerta de forma diaria.

 

LOS VALORES. Detrás del proyecto en sí, el cual posee fines de educación en ciencias naturales, ha impulsado en los alumnos valores que los mismos docentes se sorprenden de ver. Maricel Pugliese, docente de ecología y preceptora del colegio, expresó a ABZ “es muy lindo ver a los alumnos trabajar en equipo a la hora de ponerse con la huerta. Se los ve muy entusiasmado y se creó entre ellos un ambiente de conciencia por el buen uso de los espacios verdes”. También expresa que los alumnos han sabido dividir correctamente sus tiempos e incluyendo a la huerta en sus horas libres e incluso recreos. “También despertó en ellos un instinto de solidaridad, no sólo entre compañeros de curso, sino entre cursos. Riegan las parcelas de otros cursos, dan aviso si ven algún brote de hormigas y se entusiasman por los logros de los compañeros cuando cosechan”, contaron Trembecki y Pugliese, con un deje de orgullo y felicidad en sus miradas. “También se demuestra la constancia que ponen los chicos en las actividades, no dejando que los obstáculos los desanimen, sino que se atreven a resolver las dificultades que se les presenten”, agregó Judith. En el presente, son los alumnos de quinto y sexto año del ciclo orientado en ciencias naturales los que están incluidos en el proyecto huerta. Sin embargo, la iniciativa involucrará a los alumnos de cuarto año, además de que incluyen a una gran parte de las asignaturas del colegio. Conmovida, la docente de ecología expresó a ABZ “me emociona mucho ver a los chicos tan emocionados por involucrarse en esta actividad del colegio y es algo que les sale desde adentro. Ya no lo hacen por la nota, sino que su participación ya es desinteresada, dejando atrás el hecho de que podrían hacerlo por una nota para una materia en específico. Es también un gran modo de que amen a la naturaleza”.

  

La participación

Los padres de los alumnos que conforman la comunidad escolar son otro de los mayores motores del proyecto, quienes aportan su grano de arena que benefician en gran medida al aprendizaje de sus hijos y también facilitan o mejoran la calidad del trabajo de los estudiantes y docentes. “Recibimos un gran apoyo de la comunidad escolar, que nos aportan materiales de trabajo y también semillas nuevas para cultivar. También recibimos muchos mensajes de felicitaciones o de agradecimiento por dejar a los chicos llevar sus cosechas a casa, donde los padres pueden admirar el esfuerzo de sus hijos”, contó la rectora.

 

MIRANDO HACIA EL FUTURO. El colegio Luján se encuentra totalmente entusiasmado por poder desarrollar en un nuevo ciclo lectivo el proyecto huerta, al igual que lo están sus alumnos por poder participar de esta actividad, el cual se está desarrollando con emoción e ilusión. En este momento, las autoridades escolares están desarrollando el proyecto para que alcance no sólo a los “lujaneros”, como ellos llaman cariñosamente a sus alumnos, sino que esperan compartir los productos de la huerta con toda la comunidad del barrio Paraná V. Además, esperan poder realizar una muestra donde los padres y miembros ajenos al colegio puedan admirar los logros de la escuela dentro del proyecto huerta. Sin duda alguna, el Instituto D-118 “Nuestra Señora de Luján” ha alcanzado un nivel nuevo el cual, nacido a partir de una simple enseñanza, nació una iniciativa que reúne a los alumnos, fortaleciendo y creando nuevos lazos de compañerismo, amistad y hasta creando una cultura de trabajo en los futuros egresados del colegio.

La Promoción del año pasado del Colegio, trabajando en sus parcelas de tierra.

Visto 89 veces
Fedra Venturini

Especial ABZ

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.