Lunes, 22 Mayo 2017 02:43

Ani-chan, el convocante evento paranaense

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
Uno de los locales más concurridos relacionado con la venta de artículos para videojuegos. Uno de los locales más concurridos relacionado con la venta de artículos para videojuegos.

Se desarrolló la octava edición de la Ani-chan, una convención de animé y cultura asiática que atrae a un gran número de jóvenes aficionados a la música, comida, series y lecturas provenientes del oriente. ABZ estuvo presente en la convocatoria y tuvo la oportunidad de ver, más de cerca, al popular evento.

La convocatoria de “Ani-chan” tiene una data desde hace más de 6 años. Donde jóvenes de todas las edades asisten al evento para conocer gente, compartir con amistades y también adquirir objetos de cultura asiática que, normalmente, no pueden adquirirse en la ciudad de Paraná y los alrededores. En esta ocasión el evento se realizó en el centro cultural Juan L Ortíz que, desde las 12 del mediodía, fue llenándose de curiosos, interesados y alegres jóvenes dispuestos a compartir la tarde. 

Originalmente, los eventos dedicados a la cultura asiática, a los cómics y a la música alternativa tienen sus orígenes en la capital de la vecina Santa Fe, la ciudad de Rosario y la comic-con (un evento estadounidense de renombre, que nació en Estados Unidos y más tarde se trasladó a la ciudad de Buenos Aires y, al día de hoy obtiene una presencia de miles de fanáticos). Los asistentes paranaenses desearon crear un evento similar a los que habían concurrido y de allí nacería la famosa convención que, al día de hoy, atrae a más de mil jóvenes de la ciudad, la capital santafesina e incluso de otras localidades de la provincia. 

 

ACTIVIDAD NATURALIZADA. En los últimos años Paraná ha llegado a naturalizar de forma positiva al evento y muchos de los niños que concurren son acompañados con sus padres, quienes se alegran de poder ver a sus hijos en una movida interesante y con un círculo de amigos sano y alegre. “Al principio mis papás veían medio raro que fuera a eventos como ese, pero se dieron cuenta de que no era algo malo y hoy en día me convencen de ir a los eventos” cuenta Santiago, de 19 años, a ABZ. 

La convención tiene sus propios microemprendedores quienes aprovechan la oportunidad para exponer sus creaciones artesanales y originales relacionadas con series o películas: desde tazas, colgantes, accesorios de bijoutería, almohadones, peluches y prendas de vestir, no sólo de animés, sino de series como “Stranger Things”, “Breaking Bad” o películas como “Los Juegos del Hambre” o “Harry Potter”. Además, también se venden productos de origen asiático, especialmente comidas y bebidas japonesas, chinas o coreanas.

 

FOMENTAR LA IMAGINACION. Las actividades que se desarrollaron dentro de la convocatoria tenían, principalmente, el objetivos e fomentar la imaginación y la capacidad de creatividad de los participantes: “cosplays” (donde los jóvenes se disfrazan de su personaje ficticio favorito y lo caracterizan), concursos de dibujo libre, donde se presentaron diversas propuestas con una variedad de estilos y personajes expuestos y canto y baile, donde los jóvenes (con mucho ensayo previo) interpretaron canciones y coreografías de artistas asiáticos, los cuales fueron coreados por un público emocionado. Uno de los aspectos más importantes, los organizadores siempre alientan a los concurrentes a participar aunque sepan o no cantar o bailar, ya que el objetivo principal de la jornada y el evento en particular, “es divertirse y pasarla bien”. 

En el evento, también se hacen competencias de videojuegos populares, los cuales se realizan de forma individual y en equipos. Por ejemplo, las cartas “Magic”, torneos del popular juego “League of Legends”, entre otros reconocidos por los jóvenes. Además, en el evento, se expusieron a la venta diferentes componentes para mejorar la calidad de juego: teclados, mouses, auriculares, parlantes, entre otros. Además, se vendían diferentes juegos de consola y PC a precios accesibles. 

Además de las series de televisión, el canto y el baile, otros grandes concurrentes fueron los lectores de novelas gráficas y mangas (historietas en blanco y negro de origen japonés para todos los gustos y edades) los cuales tienen una caracterización muy particular, la cual hace que se diferencie y destaque de otras lecturas. Un gran referente que marcó su presencia en el evento fue “El templo del libro”, cuyo stand fue visitado por un gran número de jóvenes que observaron y adquirieron, entusiasmados, distintos tomos de mangas, cómics e incluso libros sobre cómo dibujar animé, chibi, y también sobre la cultura del cine japonés, también pósters de películas o de cómics. 

El ambiente fue muy informal, divertido y también ameno, el cual hacía que los curiosos que pasaran frente al centro cultural Juan L. Ortíz observaran y se quedaran detenidamente, hasta que varios decidieron detenerse y pasase a ver qué estaba sucediendo dentro del salón el cual, lleno de stands, con música y con un color y forma muy particular, invitara a quedarse un buen rato para pasar un momento alegre. “Me encanta venir a la Ani-chan. Es un lugar donde puedo encontrar gente nueva, estar también con mis amigos y conocidos y me siento como en casa, ya hasta parece mi familia”, concluyó Santiago con una sonrisa.

Uno de los emprendedores en la feria junto a sus creaciones propias relacionada con la temática del evento. 

Emprendedores con sus propios stands relacionados a la venta de artículos para los fanáticos y también exponiendo sus dibujos relacionados con series japonesas y videojuegos conocidos. 

Visto 21 veces
Fedra Venturini

Especial ABZ

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.